Agriturismi.it
Antico Borgo Poggiarello
Antico Borgo Poggiarello

Desde Florencia a Siena, la cuna del Renacimiento

Monteriggioni se encuentra en la provincia de Siena, aproximadamente a mitad de la carretera entre la capital de la provincia y Colle Val D’Elsa. Es fácil llegar por la autovía Firenze-Siena desde la salida homónima.

Monteriggioni es sin duda una de las más clásicas y conocidas aldeas enmuralladas italianas. Desde la Edad Media su fama ha sido tal que Dante también las cita en su “circulo redondo” en la Divina Comedia (Infierno canto XXXI vv. 40-41). Las murallas, en gran parte intactas, cubren una longitud de 570 metros y son intervaladas por 14 torres y dos puertas. La puerta que se abre hacia Siena, surge en la base de un torreón, mientras que la que se abre hacia Florencia se encuentra en las murallas y está defendida por una de las torres del perímetro fortificado.
El pueblo fue construido por los sieneses en el año 1213-1219 en una colina en el dominio de Cassia. Su posición ideal permitía controlar los valles del Elsa y de Staggia en dirección a Florencia, ciudad rival histórica de Siena, que en ese periodo estaba expandiendo visiblemente su territorio.

La colina donde se construyó la fortificación es de origen natural, aunque a primera vista podría parecer una grande “motta” (por el nombre de los clásicos castillos Normandos “Motte-and-Bailey” construídos sobre cerros artificiales cercados ); el trazado casi perfectamente circular de los muros fue obtenido simplemente siguiendo el dibujo de las curvas de nivel del terreno.

En su proyección se buscó limitar al máximo la puertas, puntos débiles por excelencia, vinculando la ciudad al mundo exterior mediante el eje de una sola carretera que la atraviesa de este a oeste. En Monteriggioni la estructura militar se construyó dentro de la ciudad, pero bien diferenciada y separada de sus muros por una zona de amortigüción.
En épocas pasadas, sin embargo, cuando el índice de población era más elevado, esta zona había llegado a ser mucho más reducida.
La construcción que vemos hoy es esencialmente original, al no haber sido, por suerte, objeto de especulaciones edilicias y turísticas.
Las únicas modificaciones tuvieron lugar en los primeros años del siglo XVI cuando para adecuarse a las nuevas armas de fuego, se rebajaron las torres, ganando grosor en la base de los muros, al fin de obtener un efecto “bastionado”, y conceder el menor frente posible al fuego enemigo.

Se celebra cada año, a mitad del mes de julio una famosa fiesta Medieval "Monteriggioni di torri si corona" ( Monteriggioni de Torres se corona ). Es una celebración que recuerda la historia de Monteriggioni, y las tradiciones y cultura de tiempos pasados. Se encuentra ya en su duodécima edición, y es una de las tres fiestas medievales más importantes de Italia.
Gente de toda Italia se traslada en este período a la villa para poder disfrutar de estas tradicionales fiestas. Parece que se retroceda en el tiempo, para revivir la época en que Monteriggioni no era solo un castillo de defensa, sino también un lugar donde transcurría la vida cotidiana.

Para la ocasión todos los habitantes se visten con ropa de época e interpretan sus personajes: el campesino, el mercante, el soldado, el ballestero, el fraile....así que se reproduce de la forma más realista posible la vida de la antigua aldea: Los soldados enemigos han tomado el asedio del castillo y han puesto el campamento a las afueras de las murallas....los soldados guardianes del castillo en cambio, custodian los accesos al castillo y el camino de ronda....Los mercantes exponen sus mercancías en los tenderetes ; los pobres pasean por el pueblo pidiendo limosna, mientras los frailes siguen copiando sus manuscritos...

Hay también trovadores, juglares, músicos y saltimbanqui procedentes de pueblos lejanos para alegrar la fiesta.
Los artesanos muestran con orgullo su antiguo oficio, como el herrero,
el grabador, los cordajeros, el taller para la acuñación de monedas, el molino de agua y la tienda donde se producía el papel. Y luego están los magos, traga espadas y faquires.

Se pueden degustar también comidas como sopa de farro y bebidas medievales como vino “especiado” y “agua mulsa” de manera que los numerosos turistas puedan degustar y beber cosas diversas a lo cotidiano....
Se realiza una reconstrucción lo más fiel posible : nada de moneda corriente como liras, euros o dolares; antes de entrar en el Castillo hay que cambiar el dinero a la antigua moneda “el escudo de Monteriggioni” y luego nada de coches, sólo caballos y burritos; nada de electricidad sólo antorchas y velas...y así cuando llega la noche el pueblo se anima de una atmosfera mágica.


Farmhouses: Antico Borgo Poggiarello, Monteriggioni
trivago, buscador de hoteles

Antico Borgo Poggiarello
Strada di San Monti, 12 - Monteriggioni (Siena) Toscana ITALY
Tel. +39 0577 301003
Fax +39 0577 1959106
Email info@poggiarello.com - Web www.poggiarello.com
P.IVA 01012250526 - Privacy Policy - Cookie Policy

Cybermarket Web Agency




 
Vacaciones Cultura, Vacaciones culturales en Siena, Florencia, las ciudades medievales de Monteriggioni, San Gimignano, Volterra, Colle di Val d'Elsa, Casole d'Elsa, Certaldo, Pienza, Bagno Vignoni.